HIPOTECAS IRPH

¿QUÉ SON Y COMO SABER SI ESTA PRESENTE EN NUESTRO PRÉSTAMO HIPOTECARIO?

Las siglas IRPH se utilizan para hablar del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, no siendo más que, como su propio nombre indica, un mero índice de referencia que, al igual que el Euribor, se puede usar para calcular los intereses mensuales que se van a devengar en el abono de la cuota hipotecaria.

Este índice se calcula teniendo en cuenta la media de los préstamos a tres años concedidos por los bancos, la oferta media de cajas de ahorro o el global de entidades y es el Banco de España el que se encarga de elaborar el dato y publicarlo posteriormente en el BOE.

La ventaja que presenta frente al Euribor es que era y es menos oscilante por sus propias características, pero, precisamente por ello también ha resultado ser más caro para el consumidor, pues mientras el Euribor ha ido bajando a lo largo de todos estos años, el IRPH se ha mantenido estable.

Por lo tanto para saber si nuestra hipoteca es una de las afectadas por este índice se habrá de acudir al contrato hipotecario y comprobar si dentro de su clausulado se hace referencia al “tipo medio de los préstamo hipotecarios a más de tres años para la adquisición de vivienda libre, concedidos por el conjunto de entidades” o revisar los recibos de la hipoteca y el tipo de interés que se está sufragando.

TENGO IRPH, Y AHORA…. ¿QUÉ?

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia de fecha 3 de marzo de 2020 (C-125/2018), se ha vuelto a posicionar a favor de los consumidores al entender que este índice es susceptible de no cumplir con la transparencia exigida por la Directiva 93/13 de la CEE, de 5 de abril de 1993, que se encarga de regular las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores.

Añade el TJUE en su sentencia, que corresponde a los tribunales españoles examinar y comprobar si realmente la cláusula IRPH impuesta de forma unilateral por las entidades bancarias cumplía la exigencia de transparencia, es decir, si un consumidor medio, en el caso concreto planteado, podría comprender el funcionamiento del cálculo de intereses y valorar las consecuencias económicas de su inclusión en un contrato de préstamo. De no cumplirse tal exigencia de transparencia, y ser declarada nula la cláusula IRPH concluye el TJUE que la autoridad judicial nacional podrá sustituirlo por otro índice legal aplicable (Euribor).

Quiere ello decir por tanto que, con esta sentencia el TJUE abre la posibilidad no sólo de reclamar que se deje de aplicar el IRPH a los préstamos hipotecarios, sino también de solicitar la devolución de las cantidades indebidamente abonadas en aplicación de una cláusula nula de pleno derecho.

Son muchos los tribunales nacionales que ya comienzan a dictar sentencias en tal sentido, consiguiéndose así que los consumidores recuperen todo el dinero que han pagado de más a las entidades bancarias.

Desde aquí podemos ayudarte, consúltenos sin compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.