Conseguir indemnización por las lesiones de un accidente de tráfico

Los accidentes de tráfico son situaciones poco deseadas que están a la orden del día. Estamos acostumbrados a ver coches accidentados parados en la calzada y policías tomando datos del los siniestros ocurridos. Esa posibilidad de que algún día podamos ser nosotros quienes nos veamos envueltos en un accidente de tráfico hace que sea vital saber como proceder para hacer valer los derechos que nos asisten.

En primer lugar, en el momento del siniestro, junto al aviso a los servicios médicos pertinentes, es necesario realizar una llamada a la policía para que se persone en el lugar de los hechos para tomar los datos necesarios y levantar atestado con todas las circunstancias que rodean al accidente de tráfico.

Indemnización por accidente de tráfico

A continuación, es imprescindible que acudamos al Servicio de Urgencias del Hospital en un plazo máximo de 72 horas desde el accidente de tráfico. Este plazo es de obligatorio cumplimiento, pues en caso de superarlo se entenderá rota la relación de causalidad entre las lesiones padecidas y el accidente de tráfico, lo que implicará la pérdida del derecho a ser indemnizado. Es más, en este caso, el Hospital podría girarnos la factura de los gastos médicos originados con obligación personal de pago, al no quedar ya cubiertos por el seguro.

Una vez atendido por los facultativos, éstos emitirán un informe que recogerá todas y cada una de las lesiones sufridas, por lo que no debemos olvidarnos de exponer ni una sola de las dolencias que suframos. Este primer informe médico de urgencias es esencial en la reclamación de la indemnización por accidente, de ahí la necesidad de incluir todos los padecimientos sufridos.

Igualmente sujeto a plazo está la comunicación del accidente de tráfico por el asegurado a su compañía de seguros, que será de 7 días desde la producción del siniestro.

Tras todo lo anterior, comenzará el proceso de recuperación de las lesiones, que estará tutelado por los servicios médicos de la aseguradora, que revisará y llevará un seguimiento de las mismas para hacer una valoración de su alcance y una oferta motivada en el plazo de tres meses con la cuantificación de la indemnización correspondiente o con su denegación, según el caso.

Es aquí donde se reflejan principalmente los distintos criterios indemnizatorios entre aseguradora y perjudicado a la hora de fijar la cuantía correspondiente. La indemnización se fija en función de lo establecido en el Baremo de Tráfico y contar en este aspecto con el asesoramiento de un abogado especializado en la materia nos permitirá tener un mejor conocimiento de hasta donde alcanzan nuestros derechos y así obtener la indemnización que legítimamente nos corresponda. Es más, consideramos que la asistencia de un abogado es necesaria desde el mismo momento de la producción del accidente, contando así con un profesional que nos tutelará con la mayor diligencia durante todo el procedimiento.

En Abogados Asociados ponemos a su disposición el asesoramiento jurídico necesario para hacer valer sus derechos ante un accidente de tráfico. No dude en consultarnos.