Anulación de la Vivienda Familiar tras un divorcio

EL TRIBUNAL SUPREMO HA ESTABLECIDO QUE LA CONVIVENCIA CON UNA NUEVA PAREJA, TRAS EL DIVORCIO, EXTINGUE EL DERECHO DE USO DE LA VIVIENDA FAMILIAR QUE TUVIESE ATRIBUIDO EL PROGENITOR CUSTODIO.

Para la Sala Primera del Tribunal Supremo la convivencia por parte del progenitor custodio con su nueva pareja, cambia el estatus del domicilio familiar cuyo uso le había sido atribuido en la sentencia de divorcio, al considerar que la entrada de una tercera persona en la vivienda hace perder a esta su antigua naturaleza de vivienda familiar, al corresponder de este modo su uso a una familia nueva, distinta y diferente a la inicial. Así lo ha establecido en su sentencia de 20 de noviembre (STS 641/2018, rec. 982/2018).

La vivienda familiar en el divorcio

“El derecho de uso de la vivienda familiar se confiere y se mantiene en tanto que conserve este carácter familiar. La vivienda sobre la que se establece el uso no es otra que aquella en que la familia haya convivido como tal, con una voluntad de permanencia.”. Sentencia el Tribunal Supremo en este asunto que “este carácter ha desaparecido, no porque la madre e hijos hayan dejado de vivir en ella, sino por la entrada de un tercero, dejando de servir a los fines del matrimonio.”

Esta afirmación abre la posibilidad de que el progenitor no custodio, esto es, aquel que no convive con sus hijos, pueda iniciar un procedimiento judicial de modificación de medidas, con el que conseguir eliminar esa vinculación de uso a la que se encuentra sujeta su vivienda por la sentencia de divorcio inicialmente dictada por los tribunales y así de esta forma poder llevar a cabo la liquidación de la sociedad de gananciales, esto es, vender la vivienda a un tercero o adquirirla abonando a su ex – pareja la parte que legalmente le corresponda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.